Certificación Huella de Agua

Utilizamos como referencia la Norma ISO 14046

Nuestros Servicios

Evaluamos la huella hídrica utilizando la metodología de la norma ISO 14046, donde empezamos a definir el objetivo y el alcance que tendremos de la evaluación de la huella de agua,  ámbos deben ser coherentes entre sí interpretando los impactos de la huella hídrica en su ciclo de vida.

Evaluación de Huella Hídrica

Analizamos el ciclo de vida y estudiamos todas las situaciones consideradas como categorías de impacto. Evaluamos la huella de agua en tres etapas principales:

1.- Definición del alcance y objetivo.

2.- Evaluación de la huella de agua.

3.- Interpretación y evaluación del impacto.

  1. Definimos el objetivo y el alcance, aquí establecemos los objetivos y los límites, identificamos las actividades, productos o servicios a evaluar, así como el sistema de referencia y las unidades de medición utilizadas.
  2. Evaluamos la huella de agua, en este punto recopilamos datos sobre el consumo de agua en todas las etapas revelantes del ciclo de vida del producto. Esto incluye el agua utilizada en el riego y el incorporada en los insumos, los datos se analizan y se calculan utilizando un algoritmo propio junto con otro software para validar con más precisión los resultados.
  3. Interpretación de los resultados y comunicación mediante informes que servirán para asesorar al productor.

Alcance y Objetivo

En este punto declaramos las aplicaciones previstas, razones para efectuar el estudio, usuarios finales a los que se informa sobre el estudio y ver si dicho estudio forma parte de un análisis de ciclo de vida.

Ciclo de Vida, Evaluación de la Huella de Agua.

El ciclo de vida nos permite comprender y cuantificar el impacto hídrico de un producto a lo largo de las etapas de su vida. En el caso de un cultivo consideramos el consumo de agua en la preparación de materias primas a utilizar, el riego utilizado durante la vida útil del producto y la etapa de  eliminación y tratamiento de residuos o agua contaminada en las etapas anteriores. De esta forma evaluamos el impacto ambiental considerando tanto el agua directa como indirecta. La suma de todas estas cantidades nos da el total de huella de agua asociada al cultivo.

Interpretación de Resultados

Con el ciclo de vida en la evaluación de la huella de agua, identificamos las etapas de la cadena con mayor impacto hídrico. De esta forma nos centramos en mejorar la eficiencia en el uso del agua, reduciendo la contaminación y adoptando prácticas más sostenibles. También con el ciclo de vida comprendemos las interconexiones de las distintas fases y evaluamos el impacto global del uso del agua en todo el sistema.